martes, 19 de abril de 2016

EL COLOR DEL CRIMEN: ANALISIS

Como cada cinco años, la New Century Foundation publica su controvertido informe "The Color of Crime", en el cual y mediante diversas fuentes de autoridades federales y estatales norteamericanas (FBI, NCVS, NIBRS...) se revela una de las mas grandes diferencias en "output" o comportamiento entre las razas*, la diferencia a la hora de cometer actos delictivos, especialmente los mas violentos. Estas diferencias, son de sobra percibidas por el ojo del no letrado en las ciencias de lo políticamente correcto y son ignoradas o justificadas por los sofisticados teólogos de la modernidad.

EEUU es quizá el mejor campo de estudio para esta materia, puesto que a diferencia de la practica totalidad de los países europeos y la propia UE, es un estado occidental excepcional en la medida que recoge y clasifica datos criminalísticos (y otros) en función de la etnia, y a pesar de lo confusa que pueda parecer esta clasificación con respecto a la categoría "Hispanics" (Entre los cuales hay: blancos, mestizos y negros hispanos) es un campo de investigación magnifico y da la posibilidad de obtener unas conclusiones razonablemente extrapolables al resto de Occidente y a España en particular.

El crimen se analiza desde las dos caras de la moneda; desde la de las victimas y desde la de los agresores (arrestados, prisioneros y delincuentes).

  • VICTIMAS

- Crimen violento

Este informe de 2016 comienza con el análisis del crimen violento agregado en todo EEUU (Fig.1) que desde 1993 se encuentra a la baja, tras el breve pero importante lapso entre 1960-1990 que supuso una ruptura con el prolongado descenso anterior, este periodo es llamado por Steven Pinker "periodo de descivilización" . Tras este lapso, el crimen siguió con su caída confirmando las optimistas previsiones que enuncia en "Los ángeles que llevamos dentro" (Better angels of our nature) sobre el futuro de la violencia entre humanos.



El número victimas por crímenes violentos se ha reducido desde 1993 a 2013 entorno en un -82'5% y el ratio de victimas por crímenes violentos por mil residentes mayores de 12 años (medida mas representativa dado el aumento de población de EEUU durante el periodo) se ha reducido cerca de un -58%.



Aquí en la Fig.2 podemos confirmar esta reducción en victimas, con la consecuente reducción del numero de crímenes registrados por el FBI entre 1994 y 2013. El numero de crímenes violentos desciende en un -37'8% y el ratio de crímenes por cada mil residentes mayores de 12 años se reduce en  cerca de un -50%, convergiendo con los datos anteriores.



Finalmente la tabla 1, nos ofrece unos datos desglosados por raza de la victima esta vez, entre el 2002 y el 2013. En la que nos encontramos el numero de victimas por crímenes violentos, el porcentaje de victimas sobre el total y finalmente el ratio por cada mil habitantes.

Lo primero que salta a la vista es el aumento absoluto de victimas hispanas y la disminución relativa (ratio) de las mismas, esto es explicable debido al considerable aumento de la población hispana en ese periodo.

Lo segundo es que la disminución relativa del crimen se nota de igual forma en la comunidad blanca que en la negra, en torno a un -30%, y en menor medida en la comunidad hispana con un -17%. Una reducción total del -27'7%.


- Crimen contra la propiedad





No nos pararemos demasiado aquí, tan solo como forma de contrastar los datos anteriores. Rápidamente podemos observar que las mismas tendencias se aprecian en los crímenes contra la propiedad.

El ratio crímenes contra la propiedad presenta la misma tendencia en la Fig.3 que la Fig.1 , una reducción del -50%, pero una menor reducción de las victimas, tan solo un -21'9%, con la excepción de que aquí las victimas blancas e hispanas bajan al mismo nivel, un -23% aprox. y las negras a un menor nivel -15%.

Sobre las fuentes: El UCR (Uniform Crime Reports) del FBI no contiene todo el crimen sucedido tan solo una fracción reportada y registrada del mismo. Según el UCR el total registrado de crímenes violentos es 1'16 millones para 2013, en cambio el NCVS (National Crime Victimization Survey) contiene 6'1 millones de victimas por crímenes violentos registradas en 2013 (Un solo crimen puede tener una o mas victimas o uno o mas agresores implicados).

  • AGRESORES

Esta categoría se subdivide a su vez en tres subcategorias: arrestados, condenados/encarcelados y delincuentes (responsables de un delito que pueden estar arrestados, estar condenados/encarcelados o ninguno de las anteriores).

- Sesgo racial en los arrestos

 Es importante esta diferenciación pues separa los dos tramos del proceso: el policíaco y el judicial, sobre los que se acusa  (últimamente más que nunca con los incidentes de Ferguson y Baltimore, espoleados por la organización Black Lives Matter) a las instituciones de orden y judiciales americanas de tener sesgos raciales en contra de las minorías, particularmente en contra de la minoría negra. Normalmente la acusación suele hacer hincapié en que el enorme numero de afroamericanos arrestados por la policía es producto de un acoso motivado por el prejuicio racial, si bien este puede existir habría que medir el posible impacto que este presunto sesgo tendría. Una de las formas mas adecuadas para contrastar esta hipótesis nos la da el NIBRS (National Incident-Based Reporting System) que alimentado por 6328 instituciones judiciales americanas, las cuales cubrieron el 29% de la población criminal registrada por el FBI, desgraciadamente el NIBRS no realiza una separación entre blancos e hispano como realiza el FBI pero nos es útil para contrastar las acusaciones de racismo hacia los afroamericanos.



En la Fig.4 se comparan el porcentaje de afroamericanos arrestados con el porcentaje de afroamericanos delincuentes por el mismo tipo de crimen. El dato de la raza del delincuente es aportado por la victima en el NIBRS, por lo que cabe suponer que la victima tiene el mayor interés en que el criminal sea atrapado y por tanto no tendrá sesgos raciales (mas aun cuando la inmensa mayoría del crimen se comete entre la misma raza, como veremos mas adelante) y como observamos el porcentaje de delincuentes de raza negra converge con el porcentaje de arrestado de raza negra en todos los crímenes por lo que lo que no se aprecia ningún sesgo racial sistemático.

Cabe destacar que más del 50% de los arrestados por intento de homicidio o cerca del 60% de los arrestados por robos son afroamericanos y siendo estos tan solo el 13% de población estadounidense.

Un dato interesante es que si agregamos todos crímenes, los delincuentes negros tienen un 14% menos de probabilidades de ser arrestados que otros delincuentes no-negros.

Una posible replica podría ser que el NIBRS obtiene sus datos mayoritariamente de pequeñas comisarias de policía y tan solo el 10% de poblaciones mayores de 250.000 habitantes. Por tanto es necesario analizar el crimen en las grandes metrópolis americanas.

- Crimen en las metrópolis americanas

1. Nueva York:
Las estadísticas proporcionadas por el NYPD (New York Police Departament) sí separan entre blancos e hispanos lo cual es perfecto para llevar a cabo un análisis mas pormenorizado.

Composición demográfica de la ciudad: 32'8% blancos, 22'6% Afroamericanos, 20'9% hispanos y un 13% de asiáticos.

Arrestados por asesinato: 2'9% blancos, 61'8% afroamericanos, 31'8% hispanos y 2'7% asiáticos.

Para tener una idea mas ajustado de las diferencias entre razas, se ajustan los arrestados al porcentaje de población y se establecen múltiplos en base 1 tomando a los arrestados blancos de base para el resto. Este método se utilizará de ahora en adelante.


Como vemos, los múltiplos nos ofrecen una perspectiva mas directa sobre las diferencias entre grupos. Se destaca que es 30'9 veces mas probable que un afroamericano sea arrestado por asesinato que un blanco y que es  12'4 veces mas probable que un hispano sea arrestado por asesinato que un blanco y sobre todo que es 98'4 veces mas probable que sea arrestado un afroamericano por disparos que un blanco (esto es un disparo que ha impactado en una persona) y  23'6 veces mas probable que sea arrestado un hispanos que un blanco. Los asiáticos superan ligeramente a los blancos, sorprendentemente, dado que en las estadísticas nacionales suelen ser relativamente menos arrestados que los blancos.



Es también muy interesante el análisis de los múltiplos de crímenes menores, pues estos pueden ejercer de prueba contra el presunto sesgo racial de la policía, dado que como observamos en la Fig.6, los múltiplos de arresto no expresan tan grandes diferencias como en la Fig.5. Cabría esperar de una policía racista que hiciese un mayor numero de este tipo de arrestos pues son mucho mas fáciles de llevar a cabo, sin embargo no es así, lo que incluso podría sugerir una conclusión inversa que es que la policía puede estar haciendo la vista gorda sobre este tipo de crímenes para evitar posibles acusaciones de abuso policial motivado por racismo, sin embargo esta hipótesis es pura especulación.

Por otra parte podría replicarse que el problema esta en que no hay suficientes policías negros o hispanos, y que ello conlleva un departamento de policía sesgado en contra de los mismos. Al analizar la composición étnica del departamento de policía de Nueva York podremos contrastar si existe tal problema.


Comparándolo con los datos demográficos de Nueva York, podemos observar que los policías blancos están sobrerepresentados en la plantilla (50'9% plantilla frente a un 32'8% de la población) y en menor medida los hispanos (27% en plantilla frente a un 20'9%), por otra parte, las poblaciones ligeramente infrarepresentadas son los afroamericanos (14'4% frente a 22'6%) y los asiáticos (6'7% frente a 13%). Podría argumentarse que la infrarepresentación afroamericana en el departamento de policía es la causa del disparatado número de arrestos, pero si seguimos la misma lógica ello no conlleva una reducción significativa de los arrestos en hispanos ni un aumento significativo de los arrestados de asiáticos, por lo que no parece existir una correlación suficiente para argumentar sesgo racial basado en la composición étnica de la policía.

Un Nueva York totalmente "blanco"
El informe llegados a este punto nos invita a imaginar"Que pasaría si Nueva York fuese completamente blanco?" Asumiendo, claro esta, que los blancos adicionales que reemplazasen al resto de poblaciones cometiesen crímenes a igual ratio que los blancos actuales. Pues bien:

Los asesinatos pasarían de 374 a 32, una reducción del 91%
Los robos pasarían de 10.103 a tan solo 1.844, una reducción del 88%
Los disparos pasarían de 503 a 16, una reducción del 91%

Se puede objetar algo a esta abstracción, que precisamente el supuesto de que los blancos adicionales se comportaran con respecto al crimen en exacta medida a los blancos actuales. Ya que es sabido que en Nueva York, como en otras metrópolis americanas, blancos y asiáticos ocupan las posiciones medias y altas en la escala social, mientras las minorías hispana y afroamericana los bajos peldaños, entonces en una NYC completamente "blanca" habría que incluir a blancos pobres para contrarrestar el efecto de "Cream Skimming".

Para contrastar esta objeción podemos comparar los resultados con los del Estado de Virginia Occidental:

-Demografía y economía: 93'5% blanco, renta per capita de 17.856$, por debajo de la media nacional de 26.420$ y una pobreza del 17'9% por encima de la media nacional de 12'4%.

-Crimen: 3'02 crímenes violentos (2014) por mil habitantes y 20'35 crímenes contra la propiedad por mil habitantes, ambos ratios se hayan por debajo de las respectivas medias nacionales.

En comparativa, según el informe del FBI, en la ciudad de Nueva York hay 50.564 crímenes violentos lo que en ratio serían 5'96 por mil habitantes, si lo redujésemos en un 80% como el experimento de un Nueva York "blanco" nos pide llegaríamos a un ridículo 1'19 por mil habitantes, muy por debajo de Virginia Occidental, lo cual parece indicarnos que sí hay un efecto de "Cream Skimming", pero en Virginia Occidental según las estadísticas de la policía del estado en 2012:



A pesar de que los afroamericanos son tan los el 7%, de la población, son los responsables del 70% del crimen violento en su propia comunidad y del 20% de la blanca. Las victimas blancas representan el 99'4% del total, por tanto podemos deducir que el 20% del crimen violento, es responsabilidad de los afroamericanos, por lo que habría que ajustar el ratio por mil a 2'20 para una West Virginia ideal "blanca".

Teniendo una West Virginia y una NYC completamente "blancas" procedemos a compararlas y  la West Virginia "blanca" tiene prácticamente el doble del ratio (2'20) de la ideal Nueva York "blanca" con 1'19, pero menos de la mitad de la real ciudad de Nueva York con 5'96.

Por tanto el efecto "Cream Skimming" parece existir pero tan solo explica un 22% de la variación, el otro 78% cabría explicarse tan solo por la cuestión étnica.

2. Chicago

Recolectaba datos de igual forma que Nueva York, hasta 2010 con la llegada al poder del nuevo alcalde, Rahm Emanuel, se ha parado de proveer las cifras de la raza de los arrestados.

Composición demográfica de la ciudad: 31'7% blancos, 32'4% Afroamericanos, 28'9% hispanos y un 5'4% de asiáticos.

Arrestados por asesinato (2010): 3'2% blancos, 76% afroamericanos, 19% hispanos y 0'4% asiáticos.

Y en la tabla 3 podemos ver los múltiplos desglosados:


3. California

California es un estado no una ciudad, pero es de alguna forma el "futuro" de América con su recién adquirida mayoría hispana. En ella se hallan grandes ciudades como Los Ángeles, San Francisco, San Diego o Sacramento.



En la tabla 4, podemos observar los mismo patrones en cuestión de arrestos que en las tablas anteriores . Una de las replicas mas usuales para exculpar el crimen hispano es argüir que la población hispana es mas joven y por tanto mas proclive al crimen que la blanca, pero dado que California guarda estadísticas por rangos de edad, esta replica es fácilmente contrastable.



Es 8 veces mas común el homicidio en hispanos de entre 10 a 17 años que entre blancos y 2'685 veces entre los 18-27 años.

- Encarcelación

Una de las claves que podrían explicar la "pacificación" en EEUU a partir de los noventa podría simplemente que que el porcentaje de encarcelados ha subido considerablemente, y que encarcelados, esos criminales no pueden delinquir de nuevo. Este tema no es el sujeto del artículo, pero es de todas formas una hipótesis interesante.


Lo mas escépticos podrían argumentar que el sesgo continua aun en la policía, por tanto podríamos contrastarlo con la población encarcelada, dado que esta no solo ha sido arrestada sino declarada culpable por el sistema judicial americano.


Pero en la Fig.7 podemos observar que los porcentajes de afroamericanos encarcelados y arrestados convergen en todos los crímenes violentos, por lo que habría que ampliar la sospecha de sesgo racial al tramo judicial.

  • CRIMEN INTERRACIAL
Dado que desde 2009, coincidiendo con la llegada de Obama a la presidencia, la NCVS ha dejado de publicar a nivel nacional la raza de los arrestados, esta cuestión se manifiesta mas compleja de analizar. Pero en 2013 la NCVS por primera vez ha clasificado a las victimas separando entre  blancos e hispanos, por lo que nos da la posibilidad una mejor perspectiva que en años anteriores.


Esta tabla es un tanto confusa (como la homónima anterior de West Virginia) puesto que un delincuente pueden ser responsable de una o mas victimas, y varios delincuentes pueden ser responsables de una o mas victimas. A pesar de ello, se puede observar que la mayoría del crimen se produce dentro del propio grupo étnico salvo en el caso hispano con tan solo un 38%.

Calculando a grosso modo, los afroamericanos habrían cometido 560,600 crímenes violentos contra blancos, y estos tan solo habrían cometido 99,400 crímenes violentos contra afroamericanos. A simple vista se nota la increíble desproporción, ahora bien es necesario contar con la demografía general del país. 




Una replica usual es que dado que hay 4'7 veces mas blancos que negros; los criminales negros cuando delinquen es mas probable que acaben asaltando a un blanco. Este argumento es fácilmente refutable debido a que se presupone que la población esta uniformentente distribuida por el territorio y no fuertemente segregada como es el caso, especialmente en los guettos afroamericanos donde el crimen es mayor.

- Crimen entre negros e hispanos


De los 286.074 crímenes  violentos que existen entre estos dos grupos, el 80% es cometido por afroamericanos hacia los hispanos.

- Crimen blanco


Cuando los blancos comenten un crimen violento, el 82'4% de las veces son otros blancos, el 3'8% son afroamericanos y el 7'8% de las veces son hispanos.

-Crimen negro


Cuando los afroamericanos cometen crímenes el 42% de las veces son otros afroamericanos, el 38'4% blancos y el 14'5% hispanos.

Si lo expresamos en múltiplos:

Un afroamericano es 27 veces mas probable que atente contra un blanco que viceversa.

Un afroamericano es 6 veces mas probable que atente contra un hispano que viceversa.

Un hispano es 6 veces mas probable que atente contra un blanco que viceversa.

De los 5621 asesinatos registrados por el "Departament of Justice" en 2013 en los que la raza del asaltante es conocida y hay una victima y un agresor, el 40% de los asaltantes fueron afroamericanos.

PD: Según el informe del FBI, el 40% de los asesinatos de policías en EEUU son cometidos por afroamericanos.


*Clinas, poblaciones, etnias o como se quiera categorizar biológicamente a los diferentes grupos humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario